Cólico del lactante

¿De qué hablamos?

A cualquier padre al que se le diga que “esto es de los gases… es un cólico del lactante” lo asumirá…, al menos inicialmente.

75671CCD652B6FC025B9A2F839718A

Se trata de un motivo de consulta frecuente. Casi un tercio de los recién nacidos lo presentan. Son crisis de llanto intenso e inconsolable, habitualmente por la tarde-noche. Se acompaña de enrojecimiento facial, puños cerrados, distensión abdominal, flexión de extremidades inferiores e hiperextensión de columna.

Parece grave, sobre todo la primera crisis.

¿Qué es?

Se trata de episodios repetidos de llanto intenso e inconsolable en un lactante bien alimentado y saludable. Se habla de la “regla del tres” (3 horas al día, 3 días a la semana y durante 3 semanas). Si bien, su patrón clínico permite el diagnóstico desde la primer episodio.

¿Por qué se produce?

20111115_mgb_Cólico_

No está del todo aclarada su causa. Se habla de varias hipótesis: inmadurez digestiva (excesiva producción de gas, hipermotilidad intestinal, cambios en la flora) o inmunológica (intolerancia o alergia a leche de vaca), así como psicosociales (sobreestimulación del lactante, técnicas de alimentación incorrectas) o conductuales (temperamento).

Incluso, se considera una variante de la normalidad (niños irritables). Quizás se trate de un “cajón de sastre” con varias causas, pero con un mismo patrón clínico.

¿Cuál es su curso habitual?

Su pronóstico es benigno. Se trata de un proceso autolimitado que desaparecerá entre el tercer y cuarto mes de vida. No es una enfermedad y evolucionará hacia la resolución.

¿Cómo se trata?

No hay medicación absolutamente eficaz. El pediatra intentará reducir la ansiedad de los padres con información y pautas de manejo. Si por la severidad y/o frecuencia de los episodios, los padres no pueden afrontar la situación, se harán intervenciones terapéuticas.

 

Deberá  consultar a su pediatra  que le  dara algunas opciones  de acuerdo a  cada casa  clínico

¿Qué puedo hacer para mejorarlo?

aliviar-colicos-lactante

Establecer hábitos o rutinas en el día a día del niño. Evitar la sobreestimulación. El llanto de un bebé es una de sus formas de comunicación y no siempre es por dolor o hambre. Se deben adquirir habilidades para calmar a un bebé que llora mediante el entrenamiento de padres en las cinco necesidades (hambre, succión, protección/frío-calor, atención y sueño).

Las estrategias calmantes habituales son: alimentación, , succión o chupete, emisión de gases, cogerlo en brazos, balanceo y acunamiento, baño caliente, paseo en coche de niño.

Es fundamental que los padres descansen cuando el bebé esté dormido, que se turnen en su cuidado y soliciten apoyo a familiares. Además, puede ser útil compartir experiencias con otros padres.

Si es benigno y transitorio, ¿cuáles son sus principales peligros?

Origina inseguridad sobre la alimentación adecuada. Se debe evitar la introducción precoz de alimentos complementarios. Si está con lactancia materna, no existe ninguna duda de que es la mejor. No son recomendables la leche de soja, hipoalergénicas (anticólico o HA) ni sin lactosa.

colico_en_lactantes

Pero el principal peligro es el síndrome del bebé sacudido. Se debe evitar coger al bebé durante discusiones. Si hay momentos en que el llanto se siente intolerable, lo mejor es poner al bebé en un lugar seguro (por ejemplo, su cuna), tomarse un tiempo (minutos) y pedir ayuda. Existe la posibilidad de perder el control y de producir lesiones graves e incluso mortales agitándolo.

¿Cómo sé que evoluciona bien y que no es otra cosa?

La  evolución con su pediatra es  fundamental que orientara  sobre  las posibles evoluciones  clínicas.

Confíe en su pediatra. Comprobarán la adecuada ganancia de peso y técnica alimentaria. Le realizarán preguntas y una exploración física para descartar otras patologías menos comunes. No suelen ser necesarias otras pruebas. En aquellos casos  que se escapan de la evolución habitual se podrá realizar una interconsulta a  gastroenterología pediátrica.

Masaje-del-cólico-del-lactante

¿Cuándo me debo preocupar? ¿Cuándo debo consultar con el pediatra?

Son signos de alarma: mal estado general, escasa ganancia de peso, fiebre, pausas respiratorias, mal color o síntomas neurológicos (somnolencia, hipotonía, convulsiones). También si aparece pronto en los primeros días de vida o persiste más allá del cuarto mes.

 

Referencia:  Sociedad Española de Pediatría.

2 comentarios en “Cólico del lactante

  1. hola doctor:

    el miercoles pasado nacio mi bebe de 36 semanas y 5 dias por cesarea (trabajo de parto). Peso 3610 y midio 50.5 cm, bajo un poco mas de 300 gr. el tema es que es flojo para mamar; tengo leche pero toma el pecho yse queda dormido. Tiene 5 dias de vida, y me recomendaron al dar el alta dar relleno si no toma pecho 10 min por lado,asi es que le compre Similac, le estoy dandoeso cada 4 horas solo durante la noche y en el dia me saco leche materna y se la doy en mamadera o intento ponerlo un poco al pecho.

    Mi consulta es debido a que al parecer tiene diarrea, hace cada vez despues de tomar leche y es menos solida que antes, asimilo que es desde que empece a darle relleno. ¿Que debo hacer? ¿debo preocuparme?.

    Atenta a su respuesta.

    Carla Arevalo.

    1. Para una evaluacion completa con todos los antecedentes y examen físico lo ideal es que sea evaluado lo antes posible
      Atte Dr Ivan Jorquera B

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *